Slider

El liderazgo, una virtud para explotar

Mucho se ha hablado en las últimas fechas acerca del liderazgo; comenzando con la comparación sobre ser un buen líder o un buen jefe, resaltando las contras de uno u otro, pero lo cierto es que ambas pueden ir de la mano. Lo importante a destacar en esta premisa es ¿qué significa ser un líder?

El líder es la persona que sabe manejar a su gente, escucharla y tomar decisiones no solo para bienestar propio, sino de todo el equipo de trabajo. Se trata de una persona motivadora, cuya principal responsabilidad es lograr sacar lo mejor de cada uno de sus colaboradores, con base en la identificación de las cualidades que resaltan en las personas que le rodean.

El liderazgo representa también tener confianza ciega en las personas que le ayudan a alcanzar un objetivo, esto no quiere decir que no tenga que supervisarlos, sino más bien significa escuchar las razones por las cuales se debería tomar alguna u otra decisión, y saber que la capacidad de sus colaboradores es la correcta para llegar a dicho objetivo.

Durante los momentos de crisis, una persona con liderazgo tiene que ser la primera en buscar soluciones, delegar responsabilidades y trabajar conjuntamente para evitar que la crisis se agrave y solucionarla lo antes posible.

Todas estas y características y muchas más, hacen de una persona líder. También existen diversas opciones sobre el nacer o desarrollar una capacidad de liderazgo; lo cierto es que existen algunas personas que nacen con un don para escuchar y guiar a los demás, pero eso no quiere decir que dicha habilidad o capacidad no se pueda desarrollar.

Lo más importante para convertirte en líder, es que escuches a tu gente y veas por el éxito de tu equipo y no solo por el bienestar propio. Un líder entiende que mientras su equipo de trabajo alcance y supere los objetivos deseados, todos los que colaboraron serán recompensados, incluyéndote.